Mmmm… aguacates. Se han convertido en uno de los ingredientes de moda tanto por su sabor y textura cremosa, como por su gran versatilidad a la hora de incorporarlo a nuestras recetas. Sin embargo, una de sus principales desventajas es lo rápido que comienza a oxidarse -y a cambiar del intenso color verde al negro- una vez entra en contacto con el aire. Una reacción que, aunque no influye en su sabor, sí le otorga un aspecto menos apetecible. Si quieres evitarlo, toma nota de estos 3 trucos para evitar que el aguacate se oxide.
3 Trucos para evitar que el aguacate se oxide

FOOD 52

GUÁRDALO CON CEBOLLA

Corta en trozos grandes un cuarto de cebolla roja bien fresca y cubre la base de un recipiente hermético. Sitúa encima el aguacate de manera que la piel sea lo único que esté en contacto con la cebolla y, tras taparlo, guárdalo dentro de la nevera. Los mismos compuestos de la cebolla que habitualmente nos hacen llorar, se encargarán de evitar que el aguacate se oxide. Además, como la carne del aguacate no está en contacto con la base, nuestra fruta mantendrá todo su sabor intacto.
3 Trucos para evitar que el aguacate se oxide

SHUTTERSTOCK

UNTAR ACEITE DE OLIVA

Antes de guardar el aguacate sobrante en el frigorífico, unta la parte carnosa con aceite de oliva. Éste actuará como una capa que impida que nuestro aguacate entre en contacto con el aire y, por tanto, se oxide. Para hacerlo más sencillo, puedes ayudarte de un pincel de cocina. Una vez esté untado, tápalo bien en un reciente hermético y a la nevera.
3 Trucos para evitar que el aguacate se oxide

SHUTTERSTOCK

AÑADE LIMÓN 

El mismo proceso que con el aceite de oliva, pero con jugo de limón. Eso sí, en este caso pondremos nuestro aguacate en un recipiente y lo taparemos con plástico. El ácido del limón será el responsable de atrasar la oxidación del aguacate. Otro truco, especialmente para aquellos aguacates que no tengan hueso, es cubrir su superficie con una rodaja de limón y envolverlo en plástico.