Hoy os traemos una serie de ideas originales para que esos desperfectos que vemos en la ciudad día tras día pasen a ser pequeños puntos artísticos. A través de las ideas de diferentes artistas podemos ver -o hacer nosotros mismos incluso- modificaciones tan divertidas como las que te presentamos a continuación:

ArbolTejido

1. Colorido knitting. ¿Qué mejor que tejer alrededor de árboles u otros elementos de la ciudad para darle a ésta un mayor colorido? Como podéis ver, el resultado es espectacular y da un toque diferente a elementos muy comunes de nuestro entorno.

CabinasTlf

2. Cabinas de teléfono decoradas. En este caso decimos adiós a las viejas cabinas de teléfono que normalmente nos encontramos andando por la ciudad. Estos diseños increibles les aportan un toque urbano e innovador. ¡Y nos gustan mucho más!.

Fachadas Pintadas

3. Fachadas pintadas. Aunque esto quizás sea más habitual, con un poco de imaginación se puede dotar a zonas traseras de edificios de un cambio total. De este modo se modifica el aspecto y se aporta más estilo a toda una calle o barriada sin que el motivo de las obras que se plasman en estos gigantes lienzos desentone lo más mínimo con el resto de la ciudad.

Lego

4. Legos para rellenar desperfectos en estructuras. ¿Cómo te quedarías si, andando un día cualquier por la ciudad, te encontraras con esquinas y huecos rellenos de las famosas piezas de Lego?. Colorido sin igual gracias a un “relleno” simple pero efectista, que harán que los desperfectos pasen de ser roturas en paredes o muros a ser lo más noticiable de la zona.

Escaleras Decoradas

5. Escaleras decoradas. Cualquier rincón de la ciudad puede convertirse en el foco perfecto para plasmar toda la creatividad. En este caso, murales y motivos refrescantes dan un toque colorido a esas interminables escaleras que te puedes encontrar en cualquier ciudad. Seguro que, al menos, así se harán menos duras de subir.

Pintadas 3D

6. Ilusiones ópticas en 3D. Probablemente no es el primer ejemplo que vemos de este tipo de arte callejero. Durante una temporada era frecuente ver increíbles escenarios pintados en los suelos y en el lugar menos pensado. Las imágenes están realizadas por artistas cuyo objetivo es el de jugar con nuestra percepción sensorial. Eso sí, deberás colocarte en un lugar concreto para disfrutar de la mejor perspectiva.

Minijuguetes

7. Minifiguras. Los restos que habitualmente nos encontramos en las aceras de las ciudades se han transformado en escenarios que se prestan a la crítica en torno a la conciencia cívica y al mantenimiento de las calles limpias. Cualquier esquina, desperdicio o basura pueden ser un motivo idóneo para ello.

Edificios abandonados

8. Decoración en edificios abandonados. En muchos rincones de pueblos y ciudades existen lugares que, fruto del paso del tiempo, han quedado olvidados. Pero no por ello deben ser espacios grises, ya que hay muchos artistas que dejan en ellos ilustraciones espectaculares y aportan un toque artístico con aroma grafitero.

Minijardines

9. Minijardines. Una demostración preciosa de que en cualquier lugar puede generarse una pizca de vida. Son algunos los ejemplo que podemos encontrar en los que, esos desagradables agujeros de la calzada han sido rellenados con plantas. Eso sí, mejor si es en los laterales o en carreteras abandonadas para que no se echen a perder.

Pinturas y espacio

10. Pintura espacial. No nos referimos a la procedente del espacio exterior, sino al juego entre el espacio y la pintura recreado por el artista Georges Rousse donde la combinación de ambos elementos da lugar a acabados que realmente parecen de juguete.

El arte callejero de diferentes maneras y como quizás nunca te lo habías planteado. ¿Qué os han parecido estas propuestas?, ¿os gustaría contar en vuestros zonas de residencia con iniciativas como éstas?.