El futuro de la tecnología cada vez da un paso más hacia el camino del respeto al medio ambiente, ¡y también al de nuestros hogares!. Tan solo tenemos que echar un vistazo a la nueva propuesta de 3D Systems que, con el apoyo nada más y nada menos que de Will.i.am y Coca-Cola, quiere que su impresora EKOCYCLE Cube se convierta en la combinación perfecta entre papelera e impresora 3D. Sí, probablemente estás imaginando lo correcto. Lo que este genial invento hace es convertir cualquier botella de plástico en un objeto completamente nuevo: una funda para nuestro smartphone, un juguete de plástico… Lo mejor de la tecnología 3D es que ofrece posibilidades infinitas y solo limitadas por nuestra imaginación.

¿Y qué papel juegan en todo este entramado el cantante de Black Eyed Peas y una de las compañías más grandes del mundo?. Bien, dado que la materia prima de esta impresora es el plástico, el productor de una de las bebidas más consumidas alrededor del mundo, Coca-Cola, no ha dudado en colaborar con este proyecto. Un movimiento ‘verde’ a través del que potenciará su conciencia para con el medio ambiente.

ekocyclecube1

Por su parte, el reconocido cantante Will.i.am ha dado conocer desde hace algún tiempo su interés en el campo de las tecnologías emergentes, de modo que no ha dudado en apuntarse a un proyecto tan revolucionario como es éste que además aúna la innovación y el respeto al medio ambiente. Y es que como él ya dijo: “Waste is only waste if we waste it” (“Los residuos solo se pierden si los desperdiciamos”). Su tarea no será otra que la de ejercer de director creativo, de modo que diseñará los objetos que la esta impresora ecológica será capaz de hacer realidad. De hecho, ya está creando los que serán los 25 primeros productos, enfocados a ámbitos como la moda, los accesorios para nuestros dispositivos electrónicos o la música.

Cada cartucho de EKOCYCLE Cube contiene un 25% de materiales reciclados, lo que equivale a unas tres botellas de plástico. Puestos a imprimir, podremos conseguir a través de este invento objetos de hasta seis centímetros cúbicos en los colores negro, rojo y blanco -los mismos que protagonizan el diseño futurista de la impresora que, además, tiene un control táctil-.

ekocyclecube2

A pesar de que la nueva impresora ecológica parezca un invento más propio del futuro, en realidad tiene previsto llegar a las tiendas en el segundo semestre de este 2014. Eso sí, por mucho que todos estemos desatados dentro de poco con la fiebre de las compras navideñas, más de uno podría quitarse la idea de comprarla debido al coste que tendrá, estimado en unos 1.199 dólares (706 euros). Así, y aunque en un principio parecían un avance prácticamente inalcanzable, poco a poco las impresoras 3D van acercándose y abriendo las puertas de los hogares para que ese futuro del que al comienzo se hablaba, esté cada vez más próximo a nuestro presente.