Son un clásico de la infancia y un auténtico placer para los adultos. Golosinas, caramelos, chocolate, piruetas… Las chucherías son uno de los caprichos más populares alrededor del mundo. Con el paso de los años, las chuches de toda la vida se han modernizado con nuevas formas y sabores, así como también han surgido enormes espacios dedicados al culto al dulce. Si de algo estamos seguros, es que cada una de las tiendas que podrás ver a continuación -aunque no puedas pisarlas al menos te librarás de una sobredosis de azúcar- son capaces de trasladarnos a la mejor de nuestras infancias y evocarnos esos sabores que, incluso hoy en día, nos siguen volviendo locos. ¿Preparados para conocer las tiendas de caramelos más espectaculares del mundo?

tiendas-de-caramelos-1

1. Sugarfina (Beverly Hills, California). Esta increíble tienda de gominolas esconde una bonita historia de amor. Sus propietarios, Rosie O’Neill y Josh Resnick, decidieron después de ver la película ‘Willy Wonka y la fábrica de chocolate’ que no solo los niños podían disfrutar del placer del dulce. Se pusieron manos a la obra, viajaron por todo el mundo, y fruto de todas las experiencias vividas nació Sugarfina. En sus estantes se encuentran más de 150 variedades de golosinas, chocolates y demás tentaciones. Entre sus sabores encontramos chuches de cuba-libre, ositos de champagne o caramelos con sabor a tarta de cumpleaños. La buena noticia es que, para disfrutar de todos ellos, no es necesario cruzar el charco, ya que en su tienda online realizan envíos a casi cualquier rincón del mundo.

tiendas-de-caramelos-2

2. Papabubble (Tokio, Japón). Lo que ocurre en esta tienda es el resultado de muchos años de esfuerzo con un único objetivo: recuperar la esencia de los auténticos caramelos artesanales, esos de toda la vida. ¿Qué ocurre al unir esa filosofía con una visión completamente cosmopolita? Que nace Papabubble, una marca con sede en Barcelona y presente en todo el mundo. Nueva York, Tokio, Sao Paulo, París o México son solo algunas de las localizaciones donde se encuentran sus tiendas, todas ellas diferentes pero con una decoración exquisita, de esas que te invitan a entrar y te provocan muy pocas de salir. En su interior, los visitantes podrán observar perplejos como sus maestros carameleros fabrican -e incluso personalizan- cada uno de los sabores a la venta.

tiendas-de-caramelos-3

3. Karameller (Vancouver). La pasión de Louise por los caramelos desde su infancia le llevó a abrir esta tienda en Vancouver. Karameller significa, en sueco, caramelo duro. Y eso, entre otras muchas cosas, es lo que se puede encontrar en este espacio que respira nostalgia y pasión por el dulce. En total hay más de 50 variedades, todas ellas importadas desde la región escandinava, entre las que se encuentran chocolatinas, regalices y gominolas con decenas de sabores.

tiendas-de-caramelos-44. Cioccolato (México). Aunque esta no es una tienda de chucherías al uso, no hemos podido resistirnos a incluirla esta lista. Y es que la decoración de esta boutique ubicada en México, la cual está especializada en la elaboración de postres para eventos, es de esas que consiguen hacernos la boca agua.

tiendas-de-caramelos-5

5. Happy Pills (Zaragoza). Lo que podemos encontrar en Happy Pills son, en palabras de sus creadores, minidosis de felicidad en forma de chuches. En sus tiendas -ya están presentes en Bilbao, Zaragoza y Barcelona- se acumulan sus ‘remedios dulces para males cotidianos’. Y es que pocas veces alguien logra que pastilleros y maletines de emergencia se conviertan en objetos de deseo. ¿Te has quedado con ganas de probarlos? Entonces estás de suerte, porque en su web puedes conseguir estos dulces kits de emergencia.

tiendas-de-caramelos-6

6. Candylicious (Singapur). De un solo vistazo podríamos describir esta tienda como el auténtico paraíso de las golosinas. Y no estamos muy equivocados, ya que en el catálogo de Candylicious hay más de 5.000 sabores diferentes. Estanterías repletas de chocolate, lineales llenos de caramelos… ¡Imposible resistirse!

tiendas-de-caramelos-7

7. The Candy Room (Melbourne, Australia). Poner un pie dentro esta fascinante tienda de chucherías es como adentrarse en una sala gigante de juegos donde, en este caso, los dulces hacen las veces de divertidos juguetes. En el surtido que la tienda ofrece se encuentran golosinas de todos los tamaños y sabores, algunas de ellas pertenecientes a conocidas marcas como Wonka, M&M’s o Jelly Belly.

tiendas-de-caramelos-8

8. Sugan Sin (Londres). Situado en el conocido barrio londinense de Covent Garden, Sugar Sin ese tipo de tiendas capaz de dibujar un arcoiris en el -habitualmente- cielo gris que caracteriza a la capital. Y es que nada más atravesar su fachada oscura, los invitados se adentran en un espacio lleno de color capaz de evocar sus mejores momentos de la infancia. En los enormes botes de cristal colocados por toda la tienda podemos encontrar golosinas con sabor a Coca-Cola de cereza, chile o Prosecco, entre otros muchos.

tiendas-de-caramelos-9

9. Sockerbit Candy (Los Ángeles). En esta tienda de inspiración escandinava los dulces son los únicos y auténticos protagonistas. Un lienzo en blanco donde chocolates, golosinas y caramelos de decenas de sabores componen en Sockerbit un cuadro perfecto para cualquier goloso que se precie.

tiendas-de-caramelos-10

10. Oomuombo (Madrid). En pleno centro madrileño se encuentra esta tienda que hace gala de la calidad de los dulces suecos. De hecho, Oomuombo puede presumir de haber sido el primer establecimiento español dedicado a la importación de estos suculentos placeres escandinavos. En su interior encontraremos lo que sus creadores llaman ‘golosinas funcionales’: dulces sin grasas ni colorantes artificiales y que, además, ¡están riquísimos!

tiendas-de-caramelos-1111. Dylan’s Candy Bar (Miami). Piruletas gigantes como si se trataran de las hojas de un gigante árbol, estanterías que rebosan chocolate… No estamos en el mundo mágico de las golosinas pero si existiera, seguramente se asemejaría bastante a esta colorida tienda. Gominolas, chicles, chocolatinas y caramelos se amontonan perfectamente colocados en el interior de Dylan’s Candy Bar, un paraíso donde encontrar más de 7.000 variedades. Y es que si probáramos una cada día, tardaríamos casi 20 años en terminar nuestra dulce cata.

tiendas-de-caramelos-12

12. Wonkandy (Madrid). Normalmente, es difícil asociar los conceptos ‘chucherías’ y ‘saludable’. Sin embargo, los artífices de este tentador proyecto, Fátima Pereyra y Andrés Pérez, lograron crear un espacio donde se comercializaran dulces de todos los tipos sin colorantes ni conservantes artificiales. En Wonkandy hay más de 350 variedades entre chicles, regalices, chocolatinas y caramelos a las que pocos podrán resistirse.

tiendas-de-caramelos-13

13. M&M’s World (Londres). La tienda por excelencia para los apasionados de estos cacahuetes cubiertos de chocolate. Una servidora que ha tenido la oportunidad de visitarla confirma que, efectivamente, es una auténtica tentación. Y es que con sus cuatro plantas, se trata de una de las tiendas de caramelos más grande del mundo. Además de hacernos la boca agua con sus decenas de cilindros repletos de M&M’s, en el interior de la tienda todos -sin excepción- podrán pasárselo como enanos mientras se hacen fotos con las figuras gigantes de esta conocida marca norteamericana.

tiendas-de-caramelos-14

14. Candylawa (Arabia Saudí). Traspasar las puertas de esta enorme tienda de chucherías es como viajar al paraíso de los dulces. Y es que, al más estilo Willy Wonka, los visitantes de Candylawa podrán deleitarse escogiendo entre los cientos de variedades de dulces, pasarse por su sección de coloridas piruetas, probar batidos de decenas de sabores, descubrir el universo de los marshmallows e incluso crear y personalizar sus propias chucherías.

tiendas-de-caramelos-15

15. Miette Confiserie (San Francisco). Con un estilo nostálgico que rinde homenaje a las confiterías de toda la vida, las estanterías de esta tienda rebosan dulces por todas partes. Y es que además de sus frascos de vidrio repletos de caramelos y gominolas, también se puede probar una gran variedad de deliciosas galletas y cupcakes. Y es que Miette Confiserie es, probablemente, uno de los lugares más apetecibles de San Francisco.

tiendas-de-caramelos-16

16. À la Mère de Famille (París). La maison de chocolate francés por excelencia. Á la Mère de Famille es la chocolatería más antigua de París. En sus estantes se pueden encontrar más de 1.200 referencias diferentes que van desde su producto estrella a frutas confitadas, pastas o caramelos. Un auténtico placer en un escenario, el del interior de la tienda, que ha permanecido prácticamente intacto desde más de un siglo.