¿Cuántas veces hemos despertado en medio de la noche habiendo sufrido una pesadilla? Y otras veces, sin embargo, abrimos los ojos deseando haber recordado ese sueño satisfactorio que hemos tenido y somos incapaces de memorizar mientras dormimos. A lo largo del tiempo, los sueños han sido objeto de estudio, han surgido infinidad de teorías que tratan de descifrar su significado e incluso con una simple búsqueda en la red se pueden encontrar trucos que dicen ayudar a recordar -y modificar- aquello que nos dice nuestro subconsciente cuando estamos descansando.

Es lo que se conoce como sueño lúcido: la habilidad de ser conscientes mientras uno está soñando, así como la capacidad para influir en todas esas historias que pasan por nuestra mente con los ojos cerrados. ¿Y si realmente cualquiera pudiera controlar lo que sueña y sin necesidad de entrenamiento? Esa es la pregunta que lanzan los creadores de Remee, un antifaz que promete ser capaces de tener el control sobre los sueños.

ezgif.com-resize

Remee vio la luz en el año 2012, cuando sus creadores Duncan Frazier y Steven McGuigan lanzaron una exitosa campaña de financiación en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Ellos mismos cuentan que el antifaz incorpora seis luces LED que se activan mientras tiene lugar la fase REM del sueño -aquella en la que se comienza a soñar-, de modo que su efecto es lograr que, por decirlo de algún modo, estemos conscientes durante nuestros sueños.

Aunque los resultados de Remee son muy prometedores, lo cierto es que controlar los sueños lúcidos requiere práctica y un gran interés. Pero si este pequeño antifaz (que se puede adquirir por poco más de 80 euros en su web oficial) puede ayudarnos a volar por todo el mundo, explorar el espacio exterior o hacernos invisibles mientras estamos dormidos, ¿por qué no intentarlo?