La aparición de Google ha supuesto una verdadera revolución tecnológica en nuestras vidas. Si el pasado año el gigante de Mountain View nos mostraba cómo serían las gafas del futuro con sus Google Glass, ahora nos sorprende mostrándonos su primer coche inteligente. Y es una auténtica pasada.

Lo cierto es que en 2010 Google anunció su inmersión en el sector automovilístico. Y ya podemos comprobar el resultado: un vehículo compacto de dos plazas y sin apenas controles -únicamente dos botones para su puesta en marcha y para hacer una parada de emergencia- con una estética un tanto futurista. Según ha afirmado la compañía el proyecto aún es un prototipo, de hecho solo puede circular como máximo a 40 km/h. Sin embargo, está prevista la fabricación de 100 unidades para probar su funcionamiento en carretera durante este verano.

google-car-prototipo

Uno de los aspectos clave en los que Google ha hecho especial hincapié es en la seguridad que aporta su vehículo. “Nuestro objetivo es ayudar a prevenir accidentes de tráfico, ahorrar tiempo a las personas y reducir las emisiones de carbono cambiando, fundamentalmente, el uso del automóvil”, aseguran. Por ello, el coche lleva incorporados sensores de radar, cámaras de vídeo y un telémetro para conocer la situación de tráfico en cada momento, además de un sistema de mapas. Con ello la compañía deja claro que uno de los principales objetivos que querían conseguir a través de este diseño era la reducción de accidentes e infracciones de tráfico -ya que, además, al estar automatizado siempre respetará las normas de circulación-.

coche-google

Con este avance, Google quiere dar un salto cualitativo en torno al mundo automovilístico. Fuera volantes, pedales y cualquier otro mecanismo que habitualmente usamos para el manejo de nuestros coches. Porque éstos pasan a ser los verdaderos protagonistas mientras que, el conductor, se transforma en un mero espectador del trayecto. ¿Te imaginas poder usar el teléfono móvil sin peligro mientras vas del trabajo a casa, tomar el almuerzo en el camino hacia una reunión o disfrutar de la lectura de un libro durante un viaje?. Todo ello será posible si los avances de Google van por buen camino, aunque seguramente aún quede mucho para poder disfrutar de todo ello.