15 Helados caseros e irresistibles para este verano

helados

El verano está a la vuelta de la esquina y, una de las mejores cosas que trae consigo, es que podemos comer cantidades ingentes de helado con la excusa de sofocar un poco los días de más calor. Y mucho mejor aún, ¿por qué no hacer nuestros propios helados en casa?. Son fáciles de preparar y podemos escoger entre los sabores que más nos gusten, ¡además de probar infinitas combinaciones!. Si queréis algunas ideas para empezar, aquí os dejamos 15 helados caseros que no podrás perderte… ¡y a disfrutar!.

helado-limonada-fresa

1. Del vaso a la cuchara. Si la limonada de fresa es una bebida por sí sola refrescante, imagínate disfrutar de su sabor completamente helado. ¡Perfecto para los días más calurosos del verano!. (Vía: House of Yumm)

helado-chocolate-fresa

2. Una mezcla perfecta. Chocolate y fresa es una de las combinaciones preferidas a la hora de escoger el sabor de nuestros helados. Además, es un modo delicioso de comer fruta mientras, a la vez, disfrutamos de la mezcla con el dulce chocolate. (Vía: Lexi’s Clean Kitchen)

helado-menta

3. Dulce… ¡y fresco!. Este helado de menta y chocolate tiene los dos ingredientes perfectos para sofocar el calor y no morir en el intento. El chocolate le aporta el toque dulce, mientras que la menta da mucha más frescura a este postre. (Vía: Yes to Yolks)

helado-arandanos

4. El postre perfecto. ¿Un trocito de tarta después de la comida? Entonces éste podrá convertirse en tu postre favorito del verano: helado de arándanos y tarta de queso. Intentar resistirse a él será absolutamente imposible. (Vía: Tutti Dolci)

helado-frambuesa-chocolate-blanco

5. Máxima dulzura. Los frutos rojos son uno de los ingredientes estrella en gran cantidad de postres, como en este helado de frambuesas y chocolate blanco. En definitiva, ¡una receta tan peligrosa como deliciosa!. (Vía: Chocolate with Grace)

helado-cereza

6. Aprovechando la fruta de temporada. Una de las mejores maneras de comer fruta en verano es en forma de helado. Por ello, ¿qué mejor forma hay de aprovechar todas aquellas que están de temporada?. La cereza es una de las frutas más consumidas en esta época del año así que, consumida en el formato del helado, ¡no es de extrañar que levante pasiones!. (Vía: Cocinando entre Olivos)

helado-vainilla

7. Deliciosa mezcla de sabores. La acidez y cremosidad de la créme fraîche se une a la dulzura que aporta el dulce de leche en este helado que, como toque final, posee todo el aroma de la vainilla. Como ya hemos dicho las combinaciones de sabores que se pueden conseguir en un helado son infinitas y a cual mejor, y este es uno de los mejores ejemplos. (Vía: La Cuinera)

helado-melocoton

8. Disfrutar del contraste. Porque esta es otra de las recetas en las que los sabores se mezclan y dejan en nuestro paladar un gusto completamente exquisito. En este caso el melocotón es el protagonista de la historia, mientras que el ácido limón y la fresca albahaca le acompañan y elevan el resultado final a la categoría de absoluto placer. (Vía: Eva Muerde la Manzana)

helado-naranja-limon

9. Para los amantes de la acidez. Sí, este es uno de esos helados refrescantes y que adorarán todos aquellos enamorados de los cítricos porque sus dos ingredientes principales son naranja y limón. ¿Quién dijo calor?. (Vía: Pics & Pastries)

helado-platano

10. Una combinación única. Ya hemos visto varios ejemplos en donde la fruta y el chocolate forman un tándem perfecto a la hora de elaborar nuestros helados caseros. Por supuesto, no podíamos olvidar la combinación de plátano y pepitas de chocolate. Otra manera estupenda de seguir disfrutando de la fruta a la hora del postre. (Vía: Cupcakes & Kale Chips)

helado-chocolate

11. El mejor de los clásicos. Como no podía ser de otro modo, el helado de chocolate es uno de esos imprescindibles tanto a la llegada de los días más calurosos como en esta lista. Es el rey de los helados entre los más pequeños y los que ya no son tan niños que, además, estará mucho más rico si ha sido elaborado por nosotros mismos. (Vía: Give Recipe)

helado-te-verde

12. Combinaciones sorprendentes. Lo mejor que tiene poder hacer helado en casa -o tomarlo en cualquier lugar- es que podemos experimentar con una gran variedad de sabores que van más allá de los clásicos. Es el caso de este helado de té verde, porque… ¿quién dijo que había que renunciar a nuestra bebida favorita en verano?. (Vía: Daily Cooking Quest)

helado-oreo

13. El helado al que nadie podrá resistirse. Son unas de las galletas más conocidas y probablemente amadas, y es que pocos pueden resistirse al sabor de unas Oreo. ¡Nosotros no podemos esperar más tiempo para probarlo!. (Vía: Honey & Figs)

helado-chocolate-coco

14. Un sabor tropical. Hay mezclas de sabores que gustan, otras por las que nos derretimos y luego están esas que, simplemente, te dejan con la boca abierta. Como este helado cuyos ingredientes principales son chocolate negro, café y coco. Una combinación que nos trasladará directamente a cualquier paraíso tropical del que nos querremos salir. (Vía: Dietitian Debbi Dishes)

helado-ciruela

15. La acidez presentada en un helado. Y es que la característica principal de esta receta es el sabor ácido que desprende la ciruela amarilla con la que se elabora. Además, las especias que lleva le dan un toque inconfundible. Y si se prefiere un gusto más dulce, basta con cambiar el ingrediente principal por ciruelas rojas. (Vía: Larder Love)

1 Comment

Leave a Reply

¡Deja un comentario!