El pasado domingo tuvo lugar la gran noche del cine. Una noche en la que Leonardo DiCaprio -¡por fin!-, Brie Larson y Spotlight se alzaron en el Kodak Theatre como los grandes ganadores de esta 88 edición de los Oscar. Una vez concluido el frenesí de la ceremonia es cuando realmente comienza la verdadera celebración en las numerosas after parties celebradas en Los Angeles. Pero si hay un evento que destaque entre todas ellas, es el organizado cada año por la revista de moda Vanity Fair.

No hay fiesta sensacional sin photo booth que se precie. En esta ocasión, la revista estadounidense ha contado por tercera vez consecutiva con el prestigioso fotógrafo Mark Seliger para crear una serie de retratos de inspiración vintage capaces de acaparar más miradas que la mismísima alfombra roja de los Oscar. Algo que ya se ha convertido en una auténtica tradición y donde Lady Gaga, Taylor Swift o la pareja formada por Jessica Biel y Justin Timberlake fueron algunos de los famosos que sucumbieron al objetivo de Seliger.

Con una ambientación vintage inspirada en la película ‘Carol’, las instantáneas lograron capturar la cara más relajada y cercana de las celebrities que, previamente, habían desfilado con una pose más sobria en la red carpet. El resultado, que no pudo ser más glamuroso, fue compartido en la cuenta de Instagram de Vanity Fair.

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el

Una foto publicada por Vanity Fair (@vanityfair) el