Si el iPhone se ha convertido en uno de los mayores defensores del estilo minimalista en el entorno móvil, este teléfono está dispuesto a hacerle la competencia. Al menos en cuanto a diseño se refiere, porque las funciones -o mejor dicho la función- de Light Phone son bastante más simples: hacer y recibir llamadas. Y es que con un tamaño aproximado al de una tarjeta de crédito este dispositivo, ya denominado el ‘anti-smartphone’, ha sido concebido para evadirnos de las distracciones que habitualmente van asociadas a los teléfonos inteligentes.
“No es anti-tecnológico, es simplemente humano”. Así es como describen sus creadores, Joe Hollier y Kaiwei Tang, a este teléfono móvil que logró recabar más de 400.000 dólares para su financiación en Kickstarter. “No estamos creando una nueva tecnología, estamos usando la mejor tecnología de una nueva forma”, afirman. Light Phone pesa tan solo 38 gramos y posee una batería que dura hasta 20 días (¡adiós a cargar nuestro móvil diariamente!).
lightphone1Su nombre, Light, es el resultado de un juego de palabras que alude tanto a su ligereza -puede llevarse dentro de cualquier cartera- como a la iluminación LED empleada para mostrar los números en su carcasa, ya que no posee la tradicional pantalla a la que estamos acostumbrados sino que ésta se asemeja a un lienzo en blanco donde aparece el teclado y la hora. Light Phone funciona con su propia tarjeta SIM y posee un puerto USB con el que cargar su batería. Y hasta ahí, ya que su simplicidad no deja espacio para más funcionalidades.
Aunque su único cometido es el de responder o realizar llamadas, este dispositivo se conecta con nuestro smartphone, permitiendo desviar llamadas de uno a otro móvil, una función realmente importante cuando queremos distraernos por completo del mundo digital y estar disponibles solo para aquellos asuntos de verdadera importancia -ya sea para hacer deporte, salir de excursión o simplemente relajarnos-. Además de ello, Light Phone ha sido concebido como el dispositivo ideal para personas mayores o para ser el primer teléfono móvil de los más pequeños de la casa.
Tras una exitosa campaña de crowdfunding realizada el pasado año, Light Phone comenzará a venderse a partir del próximo mes de junio por un precio aproximado de 100 dólares -aproximadamente unos 90 euros al cambio-, aunque en su página web ya se pueden hacer pre-reservas y ser así los primeros en recibirlo.