Un reloj que más bien parece una pulsera de diseño. Con tan sólo 0.80 milímetros de grosor, es el más fino del mundo. La empresa Central Standard Timing, en colaboración con E Ink, ha creado el modelo que responde al nombre de CST-01, una idea que surgió fruto de la inspiración en los libros electrónicos flexibles.

Pero el reloj CST-01 no solamente destaca por su delgadez sino que también es, con un peso de 12 gramos, uno de los dispositivos para consultar la hora más ligeros hasta la fecha. Todo ello con una vida útil de hasta 15 años y cuya batería tan solo necesita 10 minutos para recargarse, asegurando el funcionamiento durante 30 días entre cada carga.

Para mantenerse fieles a este concepto de delgadez el reloj carece de botones, por lo que los ajustes se realizan a través de la base de carga que incorpora. El modelo, cuyo proceso de fabricación se realizará íntegramente en Estados Unidos y respetando el medio ambiente, está disponible en cuatro colores: blanco, negro, dorado y plateado.

Kickstarter - CST-01

Del 8 de junio al 22 de febrero de este año tuvo lugar el proceso de financiación a través de la plataforma Kickstarter. Desde entonces, las cifras conseguidas –más de un millón de dólares– avalan que será uno de esos productos que va dar mucho de lo que hablar.

A pesar de que esta campaña ya ha concluido, se puede reservar el reloj a través de la web de Central Standard Timing por un precio de 109 dólares (80,60 euros aproximadamente), ya que de momento no ha comenzado su comercialización.

¿Qué te ha parecido este innovador reloj?