Hoy os propongo una de esas recetas que, una vez la haces por primera vez… ¡ya no podrás parar!. Y es que estos mini croissants de chocolate son absolutamente irresistibles y perfectos para cualquier momento del día: para el desayuno o picar a media mañana, para darnos un capricho en el postre o la merienda e incluso para aquellos a los que les gusta llevarse algún bocadito antes de acostarse. Así que vamos directos a la receta, ¿no os parece?.

PATATAS RELLENAS DE JAMÓN YORK Y BACON

INGREDIENTES

1 Paquete de masa de hojaldre

Nutella

Azúcar

1 Huevo

PASOS A SEGUIR

Comenzaremos haciendo la base de hojaldre de los croissants. Para ello cortaremos la masa de hojaldre en triángulos alargados. Si la masa que tenemos es redonda, tan solo tendremos que hacer ocho porciones iguales entre sí; mientras que si es rectangular podemos dividirla en dos rectángulos y luego ir haciendo los triángulos.

A continuación rellenamos los croissants. En este caso yo he utilizado Nutella, pero podéis rellenarlos de lo que más os apetezca como, por ejemplo, con vuestra mermelada favorita. Así, cogemos una cucharadita de Nutella y la ponemos en el centro de la base de cada uno de los triángulos.

Ahora cerramos y damos forma a los croissants. Enrollaremos cada uno de ellos comenzando desde la parte más ancha hasta la punta. Cuando los tengamos enrollados doblaremos las puntas para darles la forma típica de los croissants. Batimos un huevo y pintamos los croissants. Como último toque, podéis echar un poco de azúcar sobre su superficie.

Por último, metemos nuestros croissants en el horno durante 10-12 minutos a 200º, hasta que veamos que la superficie está dorada. Los sacamos y, para concluir, ¡solo nos queda disfrutar de ellos cuando más nos apetezca!.