Smartphones, laptops o tablets se han creado para hacernos más fácil la vida y, sobre todo, en lo que se refiere al ahorro de tiempo y a la movilidad que estos dispositivos ofrecen. A la hora de trabajar con ellos hacen que la tarea sea mucho más llevadera pero, a pesar de esto, todavía existe un aparato que se ha quedado obsoleto en su diseño e innovación… ¡la impresora!. Y es que a muchos nos ha pasado estar fuera de casa y requerirla para algo importante. Pero claro, ¿cómo llevar a cuestas una impresora?.

La solución ya está inventada y llega de la mano de un grupo de estudiantes israelíes que presentaron el pasado 7 de abril, en un evento creado por Microsoft, la Mini Mobile Robotic Printer, la primera impresora de bolsillo. A pesar de que no está perfeccionada cuenta con los alicientes necesarios para despertar nuestro interés.

Tiene forma de flecha y su tamaño no es mayor que el de un ratón de ordenador. Fácil de transportar y ligera, ya que su peso oscila los 300g, se desplaza a lo largo del papel gracias a unas pequeñas ruedas que tiene incorporadas en la parte inferior. También aquí se encuentra la salida del USB con la que se podrá cargar el dispositivo, ya que cuenta con una batería recargable que tiene una duración de más de una hora de carga completa, a un ritmo de 40 segundos por página. La tinta que utiliza puede imprimir hasta 1000 páginas aunque, actualmente, sólo sean imprimibles versiones en blanco y negro. Su utilización es simple, sólo tienes que colocar el papel -que puede ser hasta un A4- en una superficie lisa y dejar que éste diminuto robot actúe por sí sólo de izquierda a derecha por toda la plana. Es compatible con los sistemas Android, iOs, Linux, OXS y Windows.

impresora-bolsillo

La empresa Zuta Labs, de la que parte este proyecto, ha iniciado una campaña de crowdfunding en Kickstarter con la que pretende recaudar 400.000 dólares. El motivo que se esconde detrás del dinero que se recaude está en el perfeccionamiento de la impresora ya que, como hemos dicho, el diseño de ésta se encuentra en proceso de mejora para garantizar un resultado óptimo.

Pero tanta es la expectación que esta mini impresora ha causado que muchos ya han optado por reservar la suya por la cantidad de 180 dólares (130 euros). Sin embargo, la entrega de las primeras no será hasta enero de 2015. Habrá que esperar a entonces para ver si este curioso y resultante invento merece o no la pena.