La pizza es uno de los platos favoritos tanto de mayores como de pequeños. Por ello, esta receta de mini pizzas de espinacas con bechamel es una manera perfecta de introducir ingredientes en la dieta de los niños que a menudo nos dan algún que otro quebradero de cabeza. Mientras, los mayores disfrutarán con una receta diferente a los típicas pizzas que estamos acostumbrados a tomar.

MINI PIZZAS DE ESPINACAS CON BECHAMEL

INGREDIENTES

Masa para mini pizzas

1 Bolsa de espinacas

1 Lata de champiñones laminados (185 gr.)

Mozzarella

30 gr. de piñones

500 ml. de bechamel

Pimienta blanca

2 cucharadas de tomate frito

Aceite

Sal

PASOS A SEGUIR

Cocemos las espinacas y las escurrimos. Posteriormente las echamos en una sartén con una cucharada de aceite y las rehogamos hasta que cojan un poco de calor. Después añadimos los piñones y la bechamel, que podemos haber hecho previamente o utilizar un brick de los que ya la traen preparada. Por último añadimos dos cucharadas de tomate frito, sal al gusto, una pizca de pimienta blanca y reservamos.

El siguiente paso es montar las mini pizzas -en este caso he utilizado la masa para mini pizzas de Buitoni-. Sobre la base vertemos una cucharada de la mezcla, añadimos los champiñones laminados cortados en trozos y, por último, cubrimos con mozzarella. Para terminar, las metemos en el horno siguiendo los tiempos que nos marquen las instrucciones de la masa para pizza.

¡Ya tenemos nuestras mini pizzas de espinacas con bechamel!

¿Os animáis a probarlas? ¡Podéis contarnos vuestra experiencia en los comentarios!