Cuántas veces hemos dicho que, a estas alturas, ya está todo inventado. Y cuántas nos hemos quedado con la boca abierta o los ojos como platos al ver nuevos inventos que, en pocas ocasiones, se nos hubieran ocurrido a nosotros mismos. Es el caso de Pacifi, un chupete muy tecnológico mediante el que papás y mamás podrán tomar la temperatura de los niños en cualquier momento y conocerla a través del móvil.

Además de ser una genialidad tremendamente práctica, lo mejor de Pacifi es que permite controlar en todo momento a través de una gráfica si a los pequeños les ha subido la fiebre, si el medicamento que están tomando les hace efecto o incluso puede servirnos como herramienta para detectar cualquier síntoma si se usa de manera regular.

pacifi-2

Su funcionamiento es completamente seguro y muy sencillo, ya que la información se recoge a través del termómetro que se encuentra dentro de la tetina del chupete y se envía automáticamente por Bluetooth a la aplicación gratuita instalada en el móvil -ésta podrá descargarse de manera gratuita para dispositivos iOS y Android-. Y dado su bajo consumo de energía, la batería de Pacifi tiene una vida aproximada de un año.

Entre otras de las funciones que incluye esta app se encuentra la posibilidad de establecer una alarma para cuando se supere una temperatura predeterminada, así como llevar un control de la toma de medicamentos cuando los niños están enfermos. En este sentido, podemos programar recordatorios para que no se nos olvide a qué hora toca la siguiente toma del jarabe.

pacifi-1

Además de todas las ventajas que este novedoso chupete puede suponer para los padres, sus creadores también han pensado en él como una herramienta para proporcionar una mayor información sobre el estado de los pequeños a los médicos. De este modo siempre que se vaya al pediatra, con solo deslizar el dedo por la pantalla de nuestro smartphone tendrá todos los datos precisos sobre nuestros hijos.

¿La mala noticia?. Pacifi aún no está disponible en el mercado, aunque en los próximos meses comenzará su comercialización a un precio aproximado de 20 libras (unos 25 euros). Si aún así no puedes esperar a encontrarlo en las tiendas, ya se puede encargar a través de la página web de sus desarrolladores, la start-up británica Blue Maestro. ¿Crees que es el invento que todo padre estaba esperando?.