Como la mayoría de las recetas que os mostramos en Craft+Co., estas patatas rellenas de bacon y jamón york son tan fáciles de hacer como ricas están. Es cierto que hay mil maneras y variantes diferentes de hacer esta receta, así que hoy os muestro la mía, un plato que llevo haciendo desde hace muchísimo tiempo… ¡y del que no me cansaré!. ¿Os animáis a probarlo?.

PATATAS RELLENAS DE BACON Y JAMÓN YORK

- INGREDIENTES -

5 Patatas medianas

1 Paquete de bacon en tiras

1 Paquete de jamón york en dados

200 ml. de nata para cocinar

Queso rallado para gratinar

Sal

PASOS A SEGUIR

En primer lugar lavamos bien las patatas y las pinchamos alrededor varias veces con la punta de un cuchillo. Las metemos al microondas durante ocho minutos. Al sacarlas, las pinchamos para comprobar que estén hechas por dentro y no se han quedado duras. Si no es así las volvemos a meter en el microondas durante un par de minutos más. Cuando estén las abrimos por la mitad -a lo largo- y las dejamos enfriar un poco.

Mientras, en una sartén echamos los taquitos de bacon y de jamón york y los rehogamos. Después los apartaremos y, con una cuchara, vaciamos las patatas y lo vertemos en un recipiente. Dejaremos como medio centímetro de grosor en la parte de la piel, ya que posteriormente echaremos el relleno una vez esté listo. Con un tenedor aplastamos la patata. También podemos pasarlo por un pasapuré, aunque yo prefiero la textura que se queda haciéndolo de la primera manera.

Podemos pasar la patata por un pasapuré, aunque la textura será mucho mejor si la aplastamos con un tenedor

En el mismo recipiente donde tenemos la patata echamos el bacon, el jamón york y un poco de sal. Por último, añadimos la nata poco a poco y vamos mezclando todo hasta tener una masa homogénea y espesa, por lo que es preferible que sobre algo nata si vemos que va a quedar líquida. Una vez lo tengamos vamos rellenando las patatas y ponemos encima un poco de queso. Podéis usar queso rallado -como en este caso- o queso para gratinar.

Para finalizar ponemos nuestras patatas rellenas en una bandeja de horno y las ponemos a gratinar hasta que el queso esté más tostadito o, si es para gratinar, hasta que esté deshecho.