La receta de hoy es una de esas que se ha ido perfeccionando en casa con el paso de tiempo. Con la llegada del otoño comienza la época de recogida de setas -que por cierto este año ha sido muy buena-, las cuales congelamos para irlas consumiendo durante los siguientes meses. De entre todos los tipos de setas, tengo especial debilidad por los boletus edulis, una de las variedades más apreciadas tanto por su sabor como por su textura.

Esta receta de boletus edulis con huevos fritos podéis aprovecharla para hacerla tal cual, aunque sin los huevos fritos también están riquísimos. Y, es más, si no os gusta el ajo también se puede hacer si él, ¡solo es cuestión de adaptarla a vuestros gustos!.

BOLETUS EDULIS CON HUEVOS FRITOS

INGREDIENTES

2 Boletus edulis medianos

2 Dientes de ajo

Una cucharada de perejil picado

2 Huevos

Una pizca de sal

Aceite de oliva

PASO A PASO

En primer lugar hay que limpiar bien los boletus con un trapo y, si fuera necesario, rasparemos con una navaja con cuidado. Nunca debemos mojarlos. Cuando acabemos podemos congelarlos o bien hacerlos en ese mismo momento.

Una vez estén limpios, laminamos los boletus. El grosor depende del gusto personal. Seguidamente los echamos en una sartén sin aceite a fuego medio, la tapamos y vigilamos que no se peguen mientras van soltando todo el agua. Cuando comprobemos que ya no sueltan más agua, retiramos todo el líquido de la sartén, el cual podemos aprovechar para condimentar otros platos.

Podemos aprovechar el agua que sueltan los boletus para hacer caldos y condimentar otros platos

Tras escurrirlos, echamos en la misma sartén en donde tenemos los boletus un chorro de aceite de oliva, la sal, y los ajos y el perejil bien picado. Seguimos vigilando para que no se peguen y mantenemos en la sartén hasta que estén dorados.

Cuando estén los echamos sobre una bandeja y freímos los huevos, que pondremos encima de los boletus. Sin lugar a duda, la combinación de ambos sabores es una experiencia deliciosa que os recomiendo probar.