Una de las mejores cosas que tiene la llegada del verano es la cantidad de frutas de temporada que podemos comer. Como la sandía. He de reconocer que soy una incondicional de ella, y pocas veces puedo resistirme a rechazar una rodaja de esta fruta que, además, contiene numerosas propiedades que benefician a nuestra salud. Pero es que además es un alimento de lo más versátil, pudiendo utilizarlo y combinarlo de múltiples maneras que huyen de la típica rodaja de postre. ¿Quieres conocer algunas de ellas? Te dejamos con estas 13 ideas para utilizar la sandía en nuestras recetas, ¡a disfrutar!.

receta-sandia1

1. Una ensalada que nos salva de apuros. Aprovechando que es verano y apetecen comidas más frescas y refrescantes, con esta ensalada tenemos el trabajo hecho. Unos cubos de sandía, queso feta y piñones son el acompañamiento ideal para cualquier plato. La menta y el zumo de limón le otorgan un sabor intenso al que no podremos resistirnos. (Vía: Transglobal Pan Party)

receta-sandia2

2. Un ingrediente, ¡diferentes maneras de comerlo!. Lo más común es tomar la sandía fresca, recién sacada de la nevera. Pero, ¿y si probamos a tomarla de otro modo?. La textura y el sabor cambiarán completamente si se hace a la parrilla, convirtiéndose en una idea totalmente distinta con la que acompañar los platos principales. (Vía: From Caculus to Cupcakes)

receta-sandia3

3. La bebida más refrescante. Porque la sandía es una de esas frutas que pueden aprovecharse para casi cualquier cosa, incluso para elaborar un té helado que sofocará los días más calurosos del verano que aún queda por delante. Lo mejor de todo es la facilidad con la que se prepara, por lo que la tendremos lista en un periquete y, como no lleva alcohol, pueden disfrutar de ella desde los más pequeños hasta los mayores. (Vía: The Candid Appetite)

receta-sandia4

4. Reinventando los clásicos. Y una buena manera de hacerlo es con este gazpacho de sandía. Un primer plato o entrante para disfrutar en los días de verano -e incluso en los de invierno- y con unas propiedades que además convertirá la comida en algo mucho más ligero y fácil de digerir. Porque no, ¡la fruta no es solo para el postre!. (Vía: Organically Thin)

receta-sandia5

5. Dando un giro a la hamburguesa. Hay cientos de maneras diferentes de comer una buena hamburguesa, y otros tantos ingredientes para elaborarlas. Como en este caso, en donde la carne ha sido sustituida por pescado y el típico tomate y lechuga dan paso a otros ingredientes no tan comunes como la sandía y el aguacate. ¿Te atreves a experimentar?. (Vía: How Sweet It Is)

receta-sandia6

6. La fruta como protagonista. Una ensalada de fruta es una de las mejores opciones para acompañar nuestras comidas. Son ligeras y una manera saludable de tomar la ración diaria recomendada de estos alimentos. En concreto, en esta receta encontramos sandía, fresas, mango y aguacate. Le acompañan las espinacas, las nueces y, por último, la miel, que le aporta un dulzor que encaja perfectamente. Aderezado con una vinagreta y… ¡listo!. Ya solo tenemos que disfrutar de ella. (Vía: Cerises et Friandises)