¿Cuántas mañanas, al sonar el despertador, hemos dicho eso de ‘cinco minutos más’? Cinco minutos que finalmente se convierten en otros cinco o incluso diez más. Estas tres palabras son, habitualmente, las culpables de que acabemos corriendo una maratón para lograr llegar a tiempo al trabajo. Por ello, y para cortar con este hábito, llega Ruggie, un curioso despertador cuya única misión es conseguir que nos levantemos de la cama, a la vez que nos mantenemos firmes a nuestros horarios.
Fuera los despertadores en la mesilla de noche y los móviles. Ruggie tiene forma de alfombra, de modo que para apagarlo tendremos que ponernos en pie. Y no de cualquier manera, ya que si queremos silenciar completamente su alarma debemos mantener la presión sobre su superficie durante, al menos, tres segundos. Si hacemos trampas y volvemos a la cama, Ruggie continuará sonando hasta cumplir su cometido.
Esta alfombra-despertador de diseño minimalista posee un reloj digital, el cual se apaga durante la noche para evitar molestarnos. Además, posee conexión USB que permite personalizar a través del ordenador el sonido de la alarma e incluso introducir diferentes frases motivadoras que nos disuadan de volver a meternos entre las sábanas.
Ruggie toma como ejemplos las rutinas que han seguido en el día a día algunas personalidades como Benjamin Franklin, Bill Gates o Barack Obama. De este modo, el despertador consigue que sus usuarios interioricen el hábito de levantarse a una hora establecida cada día y sean conscientes de los beneficios que lleva consigo el simple acto de madrugar.
ruggie-despertador
El proyecto se encuentra actualmente en plena campaña de financiación en Kickstarter, donde han acumulado más de 350.000 dólares para su desarrollo -¡su meta era 50.000 dólares y aún faltan 24 días para su finalización!-. Se estima que Ruggie salga a la venta para el público en general a partir de septiembre de este mismo año, por un precio en torno a los 99 dólares -unos 88 euros al cambio-.