Hace unos pocos días terminaba la Navidad, época por excelencia para hacer compras y tachar nuestra lista de regalos pendientes. Sin embargo, lo que hoy os proponemos es una de esas páginas donde encontrar auténticos detalles perfectos para cualquier época del año. Hablamos de la tienda online fundada en 2011 por Simone LeBlanc, considerada ‘la personal shopper de los regalos’ de Los Ángeles. Y es que gracias a su exquisito gusto y su capacidad para encontrar las piezas más singulares, la fundadora de esta boutique de regalos ha conseguido elevar el arte de regalar a la máxima potencia.

simone-leblanc-regalos

Su catálogo está formado por diferentes packs que, presentados de la manera más cuidada, contienen todo tipo de accesorios y productos para aquellas ocasiones memorables en las que nadie quiere fallar. Así, podemos encontrar colecciones para ellas o para ellos, para aquellos que van a dar el gran paso ante un altar e incluso para los recién estrenados papás y mamás. Pero si por algo son especiales estas cajas de regalos es por su buen gusto, gracias a una selección meticulosa de cada producto que contienen en su interior.

simone-leblanc-regalos4

simone-leblanc-regalos3

Tal y como afirma la creadora de estos packs de experiencias, “los regalos cuentan historias”. Eso es lo que hace precisamente Simone LeBlanc. Con una presentación impecable, una meticulosa selección de productos artesanales y de primera calidad y la opción de personalizar la máximo cada caja -se puede añadir una nota personal dentro del regalo-, la fundadora de esta tienda logra añadir a cada una de sus cestas uno de los componentes más importantes cuando se trata de regalar: el emocional.

simone-leblanc-regalos1simone-leblanc-regalos2

 En sus colecciones han colaborado diseñadores de productos de lujo como Clare V., Mrs. John L. Strong o Jenni Keyne. Para la novia más especial, San Valentín, Navidad o, simplemente para cualquier ocasión a la que dar un toque especial, Simone LeBlanc ofrece estos packs perfectos, los cuales pueden adquirirse desde 150 dólares. El límite llega hasta donde nuestras necesidades -o nuestra cartera- nos permita, ya que la diseñadora permite crear cajas completamente personalizadas con más o menos detalles en su interior. Y es que a veces nunca está de más encontrar una alternativa que nos ayude a no fallar en ese regalo tan especial.