Estamos acostumbrados a ver espectaculares casas de estilo moderno, muchas de ellas con grandes ventanales e incluso paredes enteras de cristal. Sí, a primera vista llaman la atención pero, ¿son viviendas realmente funcionales y cómodas?. Eso mismo fue lo que debió pensar Ross Russell, quien imaginó que la perfecta casa de sus sueños en la que vivir con sus hijos tenía que ser completamente translúcida pero, en busca de la comodidad, decidió añadir un elemento sorpresa. El estudio londinense de arquitectura y diseño dRMM se encargó de hacer su sueño realidad con la construcción de ‘The Sliding House’, cuya traducción en español sería ‘La Casa Deslizante’.

sliding-house-noche

La edificio hace honor a su nombre: una casa cuyos muros están formados enteramente por cristal pero que, a su vez, posee una cubierta que se desplaza y la cubre con tan solo pulsar un botón. De este modo, lo que a primera vista puede parecernos una casa moderna de estilo chic-rural, en realidad es toda una obra de ingeniería: un conjunto modulable que permite cambiar la configuración del espacio en tan solo seis minutos -el tiempo que emplea la estructura en moverse-.

sliding-house-terraza

La casa en sí está dividida en tres espacios. En primer lugar se encuentra la zona de estar acristalada, la cual está unida a una parte del hogar más privada y protegida de verdaderas paredes opacas. En el piso superior, una magnífica terraza con bañera incluida permite contemplar las maravillosas vistas que ofrece el bosque de Suffolk (Inglaterra), ubicación en donde se sitúa la vivienda. Separada de ésta también hay una casa de invitados completamente ajena a las miradas de curiosos con una estructura que no permite ver su interior. Y por último, paralelo a ambas, se encuentra un garage.

sliding-house

El nexo de conexión es la espectacular carcasa de 20 toneladas que cubre parte del hogar y consigue crear varias estéticas con los mismos elementos. El mecanismo que utiliza para su funcionamiento consiste en dos raíles situados por debajo del edificio a través de los cuales se desliza la estructura, gracias al impulso de cuatro motores que utilizan un sistema energético de luz solar.

sliding-house-noche-1

Tal y como afirma su dueño, se trata de una casa “bonita y práctica a partes iguales” en donde cualquiera puede tanto estar resguardado durante el frío invierno, como disfrutar de unas increíbles vistas del cielo estrellado durante la noche. ¿Viviríais en esta casa deslizante?. ¿Cómo sería la casa de vuestros sueños?.