Tarde o temprano, todos llegamos a una edad en la que, cada vez más, nos cuesta leer la letra pequeña. Por más que intentemos evitarlo, las gafas acaban convirtiéndose en unas compañeras más que inseparables. Todos tenemos nuestros días, es verdad. Que levante la mano quien no haya llegado un día a la oficina y al echar mano de sus gafas… ¡estaban en casa! Ante todo, tranquilidad. Porque con este truco tu iPhone podrá convertirse -al menos durante unas horas- en tu mejor ayudante a la hora de leer la letra pequeña.

¿QUÉ NECESITAS?

Tu iPhone actualizado a la última versión lanzada por Apple, iOS 10, si es que aún no la tienes. El gigante de la manzana mordida se has ha ingeniado para ofrecer la posibilidad de usar nuestro iPhone como si de una lupa se tratara. Además, esta opción es mucho más efectiva que usar el zoom de la cámara, ya que el aumento conseguido es mayor que con este último. Así, si buscas un truco realmente útil para esos días o momentos de despiste en los que no encuentres tus gafas, ¡sigue leyendo!

ESTE ES EL TRUCO

Dirígete al menú de Ajustes del iPhone. Una vez dentro, pulsa en General – Accesibilidad. Dentro de esta última opción encontrarás un listado de opciones entre las que se encuentra Lupa. Para usarla solo tienes que activarla. A partir de ahora ya puedes usar tu iPhone como una auténtica lupa digital. Solo tendrás que pulsar tres veces seguidas el botón de inicio.

¡EXTRA!

Si te ha sabido a poco, debes de saber que la función ‘Lupa’ de iPhone permite más opciones de personalización. Una vez se abra la pantalla podrás acceder, en el margen inferior, a distintos elementos como el flash del móvil -para esos momentos en los que necesitamos un poco más de luz-, e incluso la posibilidad de añadir diferentes filtros a la pantalla de lectura como escala de grises, amarillo/azul o rojo/negro.