Dicen que segundas partes nunca fueron buenas pero, como en todo, siempre tiene que haber excepciones. Si alguna vez habéis jugado a la aplicación de Dots sabréis que puede convertirse en un juego muy, pero que muy adictivo. Desde que asomara la cabeza por primera en abril del año pasado, no ha dejado de aumentar el número de fans de este simple pero atractivo juego cuya mecánica consiste en unir puntos del mismo color para lograr la máxima puntuación. Así que tras sus 20 millones de descargas, desde el estudio de Betaworks One nos presentan TwoDots, una lograda secuela que promete tenernos haciendo cuadros de colores durante mucho tiempo.

twodots

Si en la primera versión disponíamos de 60 segundos para conseguir el mayor puntaje, en TwoDots el escenario -o más bien escenarios- cambia completamente, de manera que ahora la limitación llega de la mano del número de movimientos disponibles en cada pantalla. La mecánica del juego se mantiene, pero en esta ocasión acompañaremos a Jaques y Amelia a lo largo de un viaje en el que atravesarán diferentes mundos durante 85 niveles. Porque, tal y como dicen sus creadores, la vida tiene muchos obstáculos, pero no son tan malos si se afrontan con un amigo. Según avancemos en el juego, la dificultad se incrementará -dándonos algún que otro quebradero de cabeza-.

twodots

A diferencia de la app primogénita, en TwoDots tendremos que alcanzar unos objetivos para superar cada uno de los niveles. Eso sí, deberás emplearte a conciencia ya que, como en otras muchas aplicaciones con el mismo sistema de juego, tienes cinco vidas que se recargan cada 20 minutos. Y si la dinámica de juego te ha gustado, mucho más lo hará su diseño, con unos gráficos cuidados que te cautivarán nada más abrir la aplicación.

twodots2

De momento TwoDots está disponible para iPhone y iPad de manera gratuita, aunque desde Betaworks One afirman que pronto llegará la versión para Android. Si eres de los afortunados que puede disfrutar de ella corre al App Store y comprueba por ti mismo si cumple tus expectativas y si, al igual que con el primero, caes completamente rendido a sus pies nada más empezar a jugar.